Monday, February 12, 2007

LUN 12-02-07

10692-12-02-07
Concejal que su quema es el símbolo del rechazo al neoliberalismo

Comuna refaccionará infraestructura
que fue quemada hace cuatro años


El ex alcalde decidió no refaccionar el edificio quemado con la finalidad de que sirva como testimonio de la acción de la barbarie. Desde febrero de 2003 se traslado el despacho del alcalde hacia Villa Calama, a una de los templos de sacerdote Sebastián Obermaier.

El Alto, Feb. 12 (APA).- El Concejo Municipal de la ciudad de El Alto iniciará las gestiones para que la infraestructura que se constituía en el edificio central de la administración de la comuna alteña donde estaba instalada el despacho del alcalde sea refaccionado para dar mayor funcionalidad y comodidad a la Escuela Municipal de Artes.

El edificio que se halla en la Ceja, actual centro de la ciudad de El Alto, fue quemado hace cuatro años como un repudio a los partidos políticos que controlaban el aparato del Estado boliviano, entre ellos al Movimiento de la Izquierda Revolucionario (MIR) que encabezaba la administración de la comuna alteña a través del alcalde de entonces José Luis Paredes.

El actual presidente del Concejo Municipal y representante del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gustavo Morales, informó que hasta ahora no se tomo la iniciativa de considerar el proyecto de la refacción del edificio quemado debido a que es parte del complejo del Palacio de Cultura y en ese ámbito se debe elaborar un proyecto de refacción.

Desde el pasado 13 de febrero, el edificio de la comuna alteña que está en la Ceja se conoce con el nombre de Alcaldía Quemada y se constituye en todo un símbolo de la lucha y historia de los alteños, en vista a que por una de las dependencias pasaron los alcaldes democráticos de la ciudad rebelde.

Morales informó que el Concejo Municipal se reunirá con las autoridades de la Unidad de Cultura con la finalidad de pedir un informe sobre la opción que están tomando para habilitar los predios que existen en el mencionado edificio, donde ayer se inauguró una exposición de fotografías sobre la Guerra del Gas.

SIMBOLO DE BARBARIE,
VERSUS REACCIÓN

El ex alcalde de El Alto y actual prefecto del Departamento de La Paz, José Luis Paredes, después de decidir trasladar el despacho de la primera autoridad de la comuna alteña, decidió también no disponer la refacción del edificio quemado debido a que quería que quede como un testimonio mudo de la barbarie con el que habrían actuado, quemado el edificio y los documentos.

Por decisión del ex alcalde también se decidió poner un letrero en la vía alterna que sirve de salida del Aeropuerto Internacional de El Alto, donde se podía leer que el edificio quemado era una obra de los bárbaros, adjetivo que fue rechazado por los representantes de las organizaciones sindicales y vecinales de la urbe alteña.

En cambio para Morales, la quema del edificio de la comuna alteña fue parte de la reacción del pueblo frente a las autoridades corruptas, ineptas e incapaces que ejercieron como autoridades. Considera que la actitud que fue una reacción contra los neoliberales queda en la memoria de los alteños, los que se constituirá como especie de piedra fundamental para construir la identidad de El Alto.

La infraestructura que albergó durante 22 a subalcaldes y alcaldes de El Alto, inicialmente fue una Casa de la Cultura de la comuna de la ciudad sede de gobierno, donde se habilitaron dependencias para el funcionamiento de su administración, un teatro con su equipo de proyectores de películas. Posteriormente, una parte del patio del edificio fue habilitado como una posta, donde se depositaron la chatarra de las maquinarias pesadas.

El edificio de la comuna fue también testigo mudo de los cambios de alcaldes, golpes entre militantes del mismo partido y tomas de las organizaciones sociales que demandaban respuestas de los alcaldes y concejales de turno.
============
10693-12-02-07 (CON FOTO)

Fue una respuesta de rechazo a la prepotencia y soberbia del Gobierno y los partidos aliados a Goni

Furia popular se desbordó con
la quema, el saqueo y la muerte


Una hilera de personas que transitaban por las avenidas Juan Pablo II y 6 de Marzo cargados muebles y llevando algunas escobas y trapeadores, una ciudad inundada de intenso humo que tapaba la misma noche negra y siete muertos y varios heridos, fue el saldo de la furia popular que dejo como saldo en El Alto la jornada del 12 y 13 de febrero pasado.

El Alto, Feb. 12 (APA).- La rabia popular que fue activada por el Impuestazo que se pretendía imponer con la soberbia y prepotencia del actual Gobierno de Salvación Nacional encabezada por Gonzalo Sánchez de Lozada y secundado por Jaime Paz Zamora, tuvo como respuesta el 12 de febrero de 2003 al pueblo en las calles apoyando incondicionalmente a los efectivos de la policía y pidieron la renuncia de Goni Sánchez.

La Alcaldía que fue en centro de la protesta popular contra el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), principal aliado del ex Presidente Sánchez de Lozada, fue todo un infierno que ardió sin misericordia. Pero fue tarde, cuando los que participaron en la protesta que concentró a cientos de alteños, se dieron cuenta que estaban atentando contra el mismo pueblo alteño, porque los documentos de las viviendas más modestas estaban en llamas.

Sin embargo, los antisociales que aprovecharon la explosión de la furia popular ya habían saqueado los que más les interesaba (las cosas pequeñas de valor) y para aparentar que se trataba de un saqueo colectivo, les incitaron a que se lleven las grandes cosas y de relativo valor, como muebles, estantes y sillas giratorias.

UN ARSENAL
EXPLOSIVO

La explosión de la furia popular que se desbordó en las quemas y saqueo de la comuna, las financieras y empresas privadas, tuvieron un arsenal propicio para estallar en los muertos del Chapare, la demanda de modificación de la Ley de creación de la Universidad Pública de El Alto, la soberbia de las autoridades del Gobierno Central y del alcalde Paredes.

Paredes a consecuencia de su soberbia e imposición de autoridades foráneas e insensibles ya tuvo una quema y dos ocupaciones por parte de las organizaciones vecinales y sindicales; sin embargo, siguió porfiando en pensar que está administrando bien la comuna.

La chispa encendió la bomba de la furia popular en El Alto y que estaba al filo de la navaja, fue la muerte de los policías a consecuencia de impactos de bala del ejército en la plaza Murillo, epicentro de la eclosión social que sacudió al país. Sin embargo, la intervención de dos columnas de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) que lanzó granadas de gas, enervó los ánimos y concentró más gente contra la actual administración de la comuna.

DESBORDE
Nadie pudo detener la acción de la furia que corrió como un reguero de pólvora en El Alto, del movimiento por falta de dirección se apoderaron los delincuentes que abrieron las financieras y oficinas de las empresas de servicio de agua y luz, los cuales ardieron.

Era una escena común, observar a familias enteras que no participaron del forcejeo de las puertas, sin embargo entraban a las oficinas abiertas y se sacaban muebles y pequeños cajones de madera.

Al comenzar la acción del saqueo se centró en las cajas de las financieras y la apertura de los cajones de los escritorios, los cajeros automáticos, los cuales fueron arrastrados para abrir y luego puestos al fuego. Por eso, la furia popular fue aprovechada por los antisociales.

AUTODEFENSA
El movimiento desbocado que dejaba su secuela de saqueo y quema, no pudo avanzar más en la Ceja, una barrera de palos que portaban los vecinos de la Zona 12 de Octubre se le impidió y freno en la mañana del jueves, que la turba siga saqueando la comuna.
=================
10694-12-02-07 (CON FOTO)

El edificio de la comuna
ardió 24 horas continuas

El edificio de la comuna alteña, que fue entregado hace 22 años por la ex presidenta de la República Lidia Gueiler Tejada ardió casi 24 horas y las llamas voraces con su lengua roja destruyeron documentos expresados en tramites y planimetrías de las urbanizaciones más antiguas.

Sin embargo, los documentos de las urbanizaciones no datan desde hace sólo 22 años, sino mucho más atrás, ya que esos documentos se encontraban en los archivos de la comuna de La Paz.

El edificio que fue en principios una Casa de Cultura, albergó a los 19 alcaldes que controlaron la administración de la comuna alteña.

En la gestión del alcalde Julio Muñoz Vargas, esos predios fueron tomados por las juntas vecinales que exigían al Gobierno Central el asfaltado de la carretera Panamericana (Juan Pablo II), la electrificación de las villas, la construcción del hospital general y de la universidad. Tras el discurso de una hora de los dirigentes, los manifestantes abandonaron el edificio y no se perdió nada.

El enfrentamiento que protagonizaron ucesistas y condepistas por el control de la comuna, provocó destrozos de muebles, mesas y maquinas de escribir.

El ex alcalde Flavio Clavijo conjuro la toma de los predios por los gremiales rompiendo la ordenanza que provocó la protesta de los gremiales. En la administración del el burgomaestre Alberto Jiménez, una marcha radical de las juntas vecinales destrozo las rejas protectoras del edificio y la policía y los dirigentes de la Fejuve evitaron que los manifestantes ingresen.

En mayo del 2000, en la actual gestión del alcalde Paredes, una manifestación que pedía la creación de la universidad, sorpresivamente tomó los predios de la comuna, ese día se quemó muebles, computadoras y documentos y un ambiente de la comuna.


============
10695-12-02-07
En reconocimiento a las jornadas de la Guerra del Gas (CON FOTO)

Condonación de deuda posibilitará
ejecución de más obras en El Alto


El Alto, Feb. 12 (APA).- La condonación de la deuda que tiene pendiente el municipio alteño con los organismos internacionales, cuya suma alcanza a 21 millones de bolivianos, permitirá la ejecución de m{as obras en beneficio de los pobladores de aquella ciudad que lucho por la defensa de los recursos naturales y echo del poder al ex presidente de la República, Gonzalo Sánchez de Lozada, quien tuvo que huir después de provocar la muerte de más de 60 personas y herir a alrededor de 400 ciudadanos, la mayor parte por impacto de balas de guerra.

Las organizaciones sociales, los diputados y los concejales, demandaron al actual presidente de la República, Evo Morales Aima, la condonación de la deuda con los organismos internacionales, como un reconocimiento justo a la lucha que gestaron los alteños en octubre de 2003 y mayo-junio que logró el establecimiento del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Rafael Laura, actual titular de la Dirección de Planificación de la comuna alteña, manifestó que con la Guerra del Gas El Alto posibilitó que se generen más recursos con el pago de impuestos de parte de las empresas transnacionales, los cuales benefician a todas las regiones. Según la autoridad, Santa Cruz y Tarija no soñaban tener tantos recursos por la explotación de los hidrocarburos, pero El Alto no percibe la misma cantidad de recursos. “La población alteña merece un tratamiento especial que se puede traducir en la condonación de la deuda externa”, manifestó.

Laura aseguró que la deuda condonada se tiene previsto utilizarse en la creación de empleos, obras de carácter social, como para la población marginada, como son lo bebedores constitudinarios, los niños y jóvenes de la calle y para seguridad ciudadana.

El titular de la Dirección de Planificación de la comuna alteña, informó que hasta la fecha, la comuna alteña aún tiene capacidad de deuda, en vista que no recibieron el crédito del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). Anunció que se gestiona un financiamiento del Banco Mundial (BM) que se utilizará para pagar el pavimento de las vías troncales de El Alto. Hasta mediados de este año se podrá establecer una situación de la capacidad de deuda de la municipalidad.

Laura considera que debido a que los recursos del IDH y los Recursos del Alivio a la Pobreza (HIPC) siguen creciendo, la comuna puede seguir endeudándose, porque el Estado boliviano con los recursos que percibe por los hidrocarburos lo garantiza, debido a que la deuda es controlada por el Ministerio de Hacienda.

============
10696-12-02-07 (CON FOTO)
Consideran que no se debe transferir a la comuna

Campo ferial abre las puertas
a las 20 provincias de El Alto


El Alto, Feb. 12 (APA).-
El actual Campo Ferial que es administrado por la Representación de la Prefectura del Departamento en El Alto no tiene fundamento para que sea transferido a la comuna alteña en vista a que no sólo abre sus puertas a los productores y microempresarios de El Alto sino a las 20 provincia del departamento de La Paz, según el actual representante René Yanarico.
Los diputados uninominales y concejales de El Alto plantearon al gobierno central la transferencia del mencionado campo ferial, en el marco de los festejos de la conmemoración de los 22 años de creación de la provincia Murillo cuya capital es El Alto.

Yanarico considera que hasta ahora, en el marco de la administración amplia de dichas instalaciones que se hallan a pocos metros del Peaje de la Autopista La Paz-El Alto, no se niega a ningún sector la utilización de los predios, donde se otorgan inclusive los stands y las carpas. Además, a las organizaciones productivas y movimientos sociales no se les cobra ningún monto.

El representante del prefecto aclaró que sólo se establece el cobro del consumo de agua y energía eléctrica a las empresas que organizan exposiciones en la mencionada feria.

El año pasado, de acuerdo al informe de Yanarico, en el campo feria se realizaron más de 40 actividades de exposición, donde el mes de diciembre fue el más requerido. Para este año ya se tienen programado 23 eventos, fuera del que tiene programado la comuna alteña, con los cuales se presume que fácilmente llegará a 50.

Informó también que los juegos mecánicos que usan el campo ferial, al margen de pagar el consumo de energía eléctrica y agua potable, tienen el compromiso de admitir gratuitamente a menores trabajadores y sectores sociales que no tienen recursos. Anunció que el próximo sábado acudirán los hijos de los heridos y fallecidos en la denominada Guerra del Gas de octubre de 2003.

============
10697-12-02-07
Piden a la comuna que gestiones financiamiento

Trabajadores en salud contarán
con sede múltiple en Chijini Alto


El Alto, Feb. 12 (APA).- Los trabajadores de salud de la ciudad de El Alto contarán con su sede social múltiple, donde al margen de la sede social se pueda construir un centro de salud que beneficiará a los vecinos de la Zona Chijini Alto, situado en el sur de la urbe alteña donde se dispondrá de un terreno de 10 mil metros cuadrados, según en informe de Claudio Alvarez, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores en Salud.

El proyecto que plantean los trabajadores en salud, se elaboró en base un convenio que suscribieron con el actual alcalde de El Alto, Fanor Nava, donde se establece la cesión de un terreno en beneficio del sector con la finalidad de de dotarles de una sede social.

Alvarez informó que la organización que dirige hizo todos los esfuerzos para concretar un diseño del proyecto con la finalidad de que se ponga a consideración de las autoridades de la comuna alteña, quienes deberán otorgar los documentos de cesión del terreno de 10 mil metros cuadrados donde se pretende edificar la sede social y el centro de salud que prestará sus servicios a la comunidad.

La sede social que constará de oficinas, salón de reuniones y biblioteca se tiene previsto que se construirá con los recursos de los trabajadores en salud, ya que se piensa pedir un aporte nacional de 15 bolivianos por afiliado. En cambio, el centro de salud que beneficiará a la comunidad, será construido con los recursos de la comuna alteña.

No comments: