Wednesday, September 16, 2009

MAR 15/09/09

No 1951

11696-15-09-09
La Francesa, galletitas con sabor a solidaridad

Personas con discapacidad se
insertan a la actividad productiva


El Alto, Sep. 15 (APA).- Dejando atrás estereotipos que dañaban su integridad humana, diez personas fueron insertadas al trabajo industrial. Sus huellas guiarán a otros miles de ellos, rumbo al trabajo.

Fortalecidos por el lema “2009, año de la inserción laboral de la persona con discapacidad”, diez alteños con discapacidad física, revolucionan la imagen de esta población considerada un obstáculo y ahora son parte del proceso de producción de galletas en sus diversas variedades en la empresa La Francesa.

Otras cuatro personas con menos posibilidades de ser insertadas en puestos de trabajo, en coordinación con la Unidad de Asentamientos Municipales, se les concedió oficialmente espacios públicos en los cuales establecieron su puesto de venta.

Finalmente, la madre de un joven con discapacidad fue insertada dentro el trabajo de los Centros Infantiles Manitos del Gobierno Municipal de El Alto, tras prueba de suficiencia. Considerando que al menos 9 mil personas se encuentran desocupados, la gestión de inserción laboral no termina sino comienza aquí.

CUMPLIMIENTO DE LA LEY
La información corresponde a Mario Amestoy, responsable del Programa de Inserción Laboral del municipio y dependiente de la Unidad de Protección a la Persona con Discapacidad.

Esta autoridad, precisó que esta instancia gestiona fuentes laborales en diferentes empresas privadas e instituciones públicas en cumplimiento a la Ley 1678 y los decretos supremos 24807 y 29608 donde se establece la protección, contratación, incorporación, ascenso, estabilidad laboral y concesión de puestos de venta, con preferencia a este grupo humano.

Paralelamente, se inicia un proceso de fortalecimiento de autoestima de las personas con discapacidad; que sumida en una cultura enraizada de discriminación e exclusión, hasta hoy no les permitió en la posibilidad de trabajar y ganarse el sustento.

De acuerdo al responsable, esta situación se refleja en el interior de algunas familias, que prefieren ocultar a sus seres queridos que nacieron con alguna deficiencia física o mental.

En el caso de las personas mayores la situación no es nada alentador, atrapado por esta sociedad se siente inferior e incapaz de lograr el sustento diario trabajando y suplican ayuda en las calles de esta ciudad.

Por eso fue, en este contexto que la unidad a su mando, declaró una ofensiva a la exclusión laboral gestionando la inserción laboral que significa inserción económica y productiva.

RUMBO AL TRABAJO
Este programa es hoy, una realidad palpable y se origina en la voluntad de quienes fueron olvidados por esta sociedad y hoy buscan erradicar los viejos estereotipos que han marcado la vida y la existencia de muchas generaciones que los antecedieron y que se postraron en la cama a esperar sólo la hora de la muerte.

A partir de esta gestión, redoblando esfuerzos estas personas con capacidades especiales, impusieron la figura de la persona con discapacidad trabajando, produciendo y aportando al movimiento económico de su ciudad, con la premisa: “Rumbo al trabajo, porque todos somos importantes para Bolivia”.

LA FRANCESA
Su nombre completo es Sociedad Industrial y Comercial La Francesa S. A, se encuentra en los humbrales de cumplir 51 años de experiencia, tradición y calidad en galletería (de agua, salada, bañadas, rellenas, e integrales) en panadería (panetone, pan especial, integral, molde y de mesa), pastelería (budines, roscas, queque, pasteles dulces y salados), snack (patata chip y rejillas de trigo) y lácteos (jugo y yogurt saborizado).
La Francesa S.A., es de propiedad de familia Yaffar (Alejandro, Ximena y Mario), los fundadores de la empresa son Jacinto y Mario Alfredo Yaffar Corrales (padre y abuelo), quienes incursionaron en la producción del pan francés y la marraqueta.
============
11697-15-09-09
CONTRATOS: En muchos casos los contratos son verbales

Los adolescentes alteños son
absorbidos por trabajo informal



Los derechos laborales, no son respetados por los empleadores.



El Alto, Sep. 15 (APA).- El movimiento económico de las tiendas, ferias y talleres de la ciudad de El Alto, son impulsados por la fuerza y la pujanza de los adolescentes, quienes obligados por sus necesidades han sido absorbidos por el trabajo informal a través de contratos verbales en la mayoría de los casos.

José Luís Rodríguez, secretario ejecutivo de la Asociación de Adolescentes Trabajadores (ASONATS) de la ciudad de El Alto, dijo que en esto negocios los adolescentes se constituyen en ayudantes, encargados de venta y de promoción, en el mejor de los casos.

Un segundo rubro en el que los adolescentes, son ocupados, son los talleres de metal mecánica y cerrajerías, donde ingresan como aprendices muchas veces por la amistad que tiene el dueño del taller con el padre del joven o por relación de parentesco.

En ambas actividades, los jóvenes reciben remuneraciones de 200 a 500 bolivianos mensuales, sin ningún tipo de seguro social, trabajando en las condiciones que impone el empleador, pese a la vigencia de los derechos laborales.

LUCHA CONTRA
LA EXPLOTACIÓN
Recordó, que hace tres años atrás las condiciones eran más difíciles, porque no había horario tampoco nivel salarial establecidos, trabajaban hasta 18 horas al día con salarios que no pasaban de los 300 bolivianos.

Fue en ese espacio que surge ASONATS como instrumento de los trabajadores juveniles, bajo la consigna “Hijo de obrero en pie de lucha”. Entre los logros está el seguro de salud, capacitación técnica y la ampliación del número de beneficiarios al Programa Mi Primer Empleo.

Para Rodríguez, la situación laboral actual de los adolescentes no es la esperada; por eso con mirada puesta en mejores condiciones y lucha contra explotación, vienen elaborando el Plan Estratégico de este sector, junto a las autoridades del Ministerio de Justicia.

DERECHO LABORAL
Según esta norma, el artículo 126 establece que la edad mínima para trabajar es de 14 años, los empleadores deben garantizar que los trabajos que desarrolle el adolescente no perjudicarán su salud física y mental, ni el ejercicio de sus derechos a la educación, cultura y profesionalización; encomendándose la protección, control de la explotación económica a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la jurisdicción.

============

No comments: